Telf: 932 809 118 / WhatsApp: 630 171 774 info@dramartagrau.com

En nuestro día a día , debido a comidas rápidas, estrés en el trabajo y al poco tiempo para nosotros (realizar deporte, meditar…) nos vemos expuestos a muchas toxinas que están en el ambiente y se introducen en el organismo.

Antes de hablar de nuestras dietas antienvejecimiento me gustaría explicaros algunos conceptos:

¿Qué es La Edad Cronológica? Es la edad que tenemos según nuestra fecha de nacimiento. Es un valor más social que utilizamos para clasificar la edad en etapas como jubilado, adolescente…

¿Qué es La Edad Biológica? Es una manera de valorar la edad en que están nuestros órganos. Es un valor fisiológico que nos da información relativa al envejecimiento real de la persona, independientemente de su edad cronológica.

Evidentemente nuestro objetivo será: mejorar biológicamente nuestro cuerpo y rejuvenecerlo por dentro para tener una calidad de vida más alta aún que aumente nuestra edad cronológica.

¿Qué es La Edad mental? La rapidez de nuestra mente en resolver con destreza y velocidad cálculos, juegos etc…aunque esta edad está sujeta a entrenamiento, de modo que como más la utilicemos más conexiones neuronales se realizan y más ágil se vuelve.

¿El envejecimiento es igual para todos?

Nunca…

La influencia genética que cada uno recibimos afectará a cada tejido, en cada órgano y sistema del cuerpo pero nosotros podemos modificar la evolución del mismo si tenemos una alimentación exquisitamente cuidada.

Me gusta enseñaros las dietas antienvejecimiento para evitar se forme un envejecimiento patológico en nuestro cuerpo, es decir evitar que las funciones de cada órgano de deterioren antes de lo que por edad tendría que ser.

Muy a mi pesar este es el tipo de envejecimiento que me encuentro más a menudo debido a malos hábitos alimentarios que hacen que una persona parezca mayor de su edad cronológica, produciendo así un deterioro precoz de sus funciones y presentando ciertas enfermedades.

Resumiendo,

Todos los tratamientos, suplementación y nutrición que mejoremos retardará los cambios fisiológicos del organismo, así como el disminuir nuestro nivel de estrés . Todo en un conjunto hará reducir los niveles inflamatorios de los tejidos que es la base para evitar muchas enfermedades en un futuro.

Como mejor cuidemos a nuestro cuerpo, mejor repuesta tendrá el sistema inmunitario y mayor protección frente a las enfermedades.

Somos lo que comemos, mímate!